miércoles, 1 de abril de 2009

Sobre bodas, dinero, regalos y otros temas tabú

Resulta que Yined, de boda for pennies, está haciendo el desglose de su boda (super útil, muchas gracias!) y que en el foro de Vogue están hablando de regalos y dinero y números de cuenta. Resulta que hay una controversia sobre regalos: invitados que se quejan, cantidades que dan para irse de vacaciones a la riviera maya...




Así que he decidido enfangarme y dar mi opinión al respecto. Es sólo una opinión y podeis o no estar de acuerdo.

Empecemos por una revisión histórica de cómo se terminó regalando dinero en las bodas. Hacesmuchos, muchos años, a los novios se les regalaban cosas para que pudieran empezar su vida en común. En aquella época se llevaban las batidoras, los juegos de sartenes y las cuberterías. Los novios empezaron a verse desbordados con 3 batidoras iguales y 2 cuberterías de plata, así que empezaron a usar las listas de bodas. Era muy útil, llegar, encontrarse con un listado de cosas seleccionadas por los novios y poder elegir sin tener que devanarse los sesos. Pero hete aquí que los tiempos evolucionan y las parejas (algunas) ya conviven antes de casarse. Con lo que, evidentemente, ya tienen su batidora y su cubiertería preparada. Así que algunos comercios ofrecen transformar los regalos en dinero, para su mejor aprovechamiento. Pero claro, éso te obliga a gastarte todo el dinero en el comercio que sea, ¿y si te viene mejor, en lugar de viajar con, digamos, El Corte Inglés, viajar con otro mayorista y gastarte el dinerillo que te ahorras en traer recuerdos a los invitados? Y así llegamos a los números de cuenta en las invitaciones.Personalmente, me parece igual de bien o de mal que me den un número de cuenta que la tarjeta del sitio donde tienen la lista de bodas. Pero ése no es el punto de la discusión

Y claro, cada vez que se habla de regalos en efectivo, surge la duda, ¿y cuánto doy? Está socialmente establecido que se da la cantidad que se calcula que cuesta el cubierto más un pequeño extra para ayudar con el resto de gastos. Pero, claro, parece que uno esté pagando por su cubierto, pagando por una cena que no ha elegido, en un lugar que no ha elegido.

No es raro escuchar de labios de alguien que no se ha casado o no ha planeado la boda la frasecilla: "En las bodas se saca dinero". Tampoco es raro escuchar "Pues nos pusieron una cena que el cubierto no debía valer más de 50€ y les dimos 150€". Y ése es el punto en el que nos equivocamos. Deberíamos considerar que es una cantidad orientativa que está aceptada, pero que no tiene por qué ser el valor del regalo que hagamos, de la misma manera que lo que damos, es un regalo, no estamos pagando por nuestra cena. Cuando me gaste 150€ en una cena, os aseguro que ya elegiré yo el sitio que quiero, con el menú que me apetezca. Como dato, el menú degustación del Bulli cuesta un poco menos de esa cifra.

Pero ésto es la pescadilla que se muerde la cola. Poneros en el lugar de los novios: si pones un menú que te gusta, está bueno y que cuesta, digamos, 175€ resulta que pretendes que los demás te paguen la boda y no has escatimado en gastos. Pero si pones un menú que cuesta 60€ porque, a lo mejor, es lo máximo que puedes permitirte para pagar tú la boda es que pretendes sacar dinero de tus invitados.

Nosotros invitamos a celebrar nuestro matrimonio. Invitamos a la gente que nos importa y con quien queremos pasar ese día. No habrá nadie que no signifique algo para nosotros, de la misma manera que cada persona que sea importante estará invitada, incluso los que sabemos,que, por la distancia, probablemente no puedan viajar. Pero queremos que se sientan partícipes de nuestra boda. No pretendemos que nadie pague nuestra boda, ni pretendemos que nadie se sienta obligado a nada. Para nosotros es suficiente la presencia de nuestros invitados. Pero, por supuesto, agraderemos cada uno de los regalos que recibamos, porque sabemos que lo mismo que para nosotros son importantes las personas que nos acompañan, para ellos también somos importantes nosotros. Y sabemos que lo hacen desde el cariño, ya nos regalen dinero en efectivo, un regalo propiamente dicho o su mera presencia. Creo que es un punto de vista diferente al de esperar que nadie pague la boda. O, al menos, éso esperamos.

¿Qué opinais vosotros?

7 comentarios:

meliuli dijo...

Estoy de acuerdo, creo que con todo lo que dices.

Cuando nos casamos nosotros (hace casi 3 años) teníamos la misma idea que tú. No escatimamos en gastos, porque queríamos que fuera especial, era una celebración al fin y al cabo, no montar un negocio! Y por ello pusimos un montón de ilusión y trabajo, ya que la mayoría de las cosas, como no las encontramos a nuestro gusto, las hicimos nosotros. Lo que nos importaba era la mera presencia de nuestros familares y amigos, al margen del regalo, dinero o el traje que llevasen...

Al final de todo, creo que fue un éxito, aunque... tengo que decir que nunca llueve a gusto de todos... y hay invitados que refunfuñan o se quejan, que digo yo, que si no quieren, no tienen que asistir! Que les invitas porque quieres que estén, no para hacerles una faena!

Anónimo dijo...

Hola, nosotros nos casaremos ahora en agosto con bautizo a la vez de nuestro hijo, y ese tema es un dilema porque nuestros familiares y amigos son de diferentes paises, y son costumbres distintas, y no somos partidiarios de poner el nº de cuenta, y aparte ya tenemos nuestra casa amueblada , asi que con su presencia nos sera suficiente, que dilema...

Yined dijo...

Por mi parte no había considerado eso de que los invitados ayudaran a pagar por la fiesta o cubrir el costo del plato, pero otra persona lo mencionó, la dama putativa experta en todo lo ibérico.

En nuestro caso acordamos pagar la boda sin hacer cargos a las tarjetas de crédito, lo que hizo los obsequios en efectivo un verdadero regalo para nosotros, no dinero que teníamos que destinar a cubrir una deuda. Realmente me sorprendí con la generosidad de nuestros invitados al punto de bochorno.

Para nuestra boda mucha gente viajó y la verdad que ni aun sirviendo langosta y filet mignon hubiéramos podido cubrir la "inversión" de quien gastó y sacrificó tiempo y dinero para estar con nosotros. Eso me tranquilizó mucho cuando me asaltó la duda de si no estábamos ofreciendo demasiado con nuestro menú de entremeses, paella y cerveza y vino.

Nuestra mentalidad era que estábamos celebrando y como anfitriones era nuestro deber ofrecer la mejor fiesta en nuestra capacidad.

sara dijo...

en los tiempos de crisis que corren creo que como novios a punto de casarse tendría que elegir bien el tema de su lista de regalos, no me gusta ser invitada a una boda regalarle una tostadora mas cuando sé que si necesitan algo realmente no me voy a enterar, hay lista de bodas donde las parejas eligen regalos y luego les transfieren el valor de los mismos en dinero a su cuenta bancaria, luego los novios con ese dinero lo utilizan en su viaje o en lo que mas les plazca,
como novia digo,no me parece bien pedirle directamente dinero a los invitados, y en plena crisis tampoco podes desperdiciar oportunidades de regalos en tiendas que ofrecen cosas que ya tienes

Vestirdeblanco dijo...

Gracias por las opiniones! Veo que hay más gente que tiene opiones parecidas a las nuestras.

Yined, aquí en los últimos tiempos es lo que termina pasando, lo que yo lleva a situaciones subrealistas tipo sobres con papeles de periódico recortado en lugar de billetes o novios que no pueden pagar el banquete una vez acabado porque han recibido menos dinero del que esperaban. ésto también hace que los cubiertos estén por las nubes: es muy difícil, por ejemplo, encontrar un cubierto por menos de 100€ (125$, más o menos) por persona, llegando incluso a los 200-250€ sin contar extras.

Sara, pues la verdad, yo prefiero que alguien me diga que prefiere un regalo en metálico antes que ir a casa de nadie, preguntar por la cafetera último modelo que le regalé y ver su cara de circustancias porque no saben cómo decirme que transformaron el regalo en dinero.

Anónimo dijo...

Me case hace 1 año tambien pensamos lo mismo, organizar una boda en la cual ofrecer a todos los invitados una velada estupenda, pero a la vez que tambine lo fuera para nosotros. Lo mas importante creo yo es tener cubierto el gasto que se va a realizar, asi no tienes que pensar durante toda la boda si te llegara para cubrir gastos con los regalos. No pusimos numero de cuenta nos parecia un poco grosero, pero m sorpresa fue que gran parte de los invitados llamaban para confirmar y a la vez pedian el numero de cuenta para ingresar el regalo, ya que a su parecer era mas comodo que llevar el dinero encima. Este año tengo 4 bodas y espero poder ingresar el dinero ya que es un engorro estar pendiente del bolso porque llevas ahí el dinero que vas a regalar, ya que no soy partidaria de regalar cosas para la casa, quien no conoce a lguienque tiene un cuadro estupendo en el trastero de su casa.

Angela dijo...

vaya tema este....como organizadora y novia d emi porpia proxima boda, entiendo perfectamente a los que se quejan de lo feo que queda dar dinero. Y tb entiendo perfectamente a los que opinan que e sla mejor forma de ofrecer algo a los novios que puedan usar en lo que quieran. Por mi parte, a todas las bodas que he ido he hecho ingreso en cuenta, por facilidad para los novios y para mi, que me quitaba el problema de encima mas facilmente. Como novia, prefiero ese camino, por lo menos con los amigos jovenes, que no encuentran ningun problema en hacer una trnasferencia bancaria por internet...los invitados de algunos años mas ya son harina de otro costal....y yo soy tb d ela opinion de que es IMPRESCINDIBLE tener el dinero necesario para hacer frente al gasto que quieras hacer, y no estar pensando constantemente en si te llegará para cubrir el salon de boda...en mi caso concreto, hasta que no nos hemos sentido financieramente listos para afrontar el gasto, no hemos iniciado este mogollon...y nuestra intencion es que la gente venga y se divierta, no que me paguen la boda. No estoy dispuesta tampoco a pedir ningun tipo de prestamo para esto, me parece de lo mas surrealista funcionar a base de creditos para algo que se supone que es una celebracion, no una esclavitud a un credito a posteriori....y si no tener credito me impide comprar el super traje de mis sueños, pues que asi sea...con un traje menos caro puedo apañarme igual de bien o mejor, y no vivo endeudada por encima de lo imprescindible (hipotecas..) siento la parrafada

Otras historias que te pueden interesar

Blog Widget by LinkWithin

About Me

Mi foto
María
Empecé este blog en el 2008, cuando estabamos planeando nuestra boda. Y desde entonces, cambiamos de planes un montón de veces y hasta nos casamos! ¿Por qué vestir de blanco? Porque todas las revistas han terminado pareciéndome iguales, porque la inspiración aparece donde menos te lo esperas. Porque nos casamos. vestirdeblanco@gmail.com
Ver todo mi perfil

Seguidores

Translate

Vestir de blanco en Facebook

Blog Archive

FEEDJIT Live Traffic Feed

Con la tecnología de Blogger.